16 ene. 2014

Sobre la Jornada escolar

Propuesta de la Plataforma por la Escuela Pública de Leganés para los debates sobre la jornada escolar
En estos momentos en los que la crisis golpea a una parte de las familias, los integrantes de la Plataforma por la Escuela Pública estamos preocupados por las consecuencias de la modificación de la jornada escolar.  Nuestro respeto a la reivindicación laboral de la jornada continuada va unido a la defensa de la función social de los centros educativos, que engloba la jornada lectiva  -incluida la tutoría con las  familias-  y los servicios complementarios (comedor, actividades extraescolares) Por lo que exigimos que  la Consejería de Educación garantice  que en todos los centros se atienden esos aspectos, asegurando becas para las familias que lo necesiten (comedor y libros) y, además, reanudar los conciertos con los Ayuntamientos para que dispongan de esa partida para la ampliación de jornada de los Centros.
Entendemos que la política de la Sra. Figar de fomentar el deterioro de la escuela pública para favorecer la privatización es lo que motivó la imposición de la norma de finales del curso pasado -no negociada con los sindicatos- que no aseguró esos servicios (de hecho se ha constatado una caída media que supera el 35% del número de alumnos que acuden al comedor escolar, caída que  se había iniciado dos cursos antes con la desaparición de becas del comedor - , cifra que se aproxima a la de poblaciones como Parla en cuyos centros, tras 3 años de jornada continuada,  los comensales han descendido un 50%).  Se corre el riesgo de que haya alumnos mal alimentados y que, en algún centro, la empresa no vea rentable el comedor. También se observa un descenso de participación en las actividades extraescolares, lo que pudiera provocar su encarecimiento, lo que las hará inaccesibles para más familias, cuando la reivindicación histórica de la jornada continuada conllevaba actividades gratuitas para todos a cargo de la Comunidad y el Ayuntamiento.  Es tal el interés de la Consejera porque todos los centros pasen a ser de jornada continuada que  fijó en la norma que, en aquellos centros donde aún no la haya, la comunidad escolar puede votar cada año, mientras que los que ya la tienen han de hacerlo cada dos años, aspecto claramente discriminatorio.
Nos preocupa que en algunos barrios las familias no tengan la opción de elegir jornada. La falta de esta opción puede favorecer el trasvase de alumnos a los centros concertados.
También habría que reflexionar si, desde el punto de vista de la atención de los alumnos,  es conveniente un solo descanso entre periodos, uno de tres horas, especialmente entre los alumnos más pequeños. 
 Esta Plataforma lamenta las tensiones que se produjeron el curso pasado en muchos centros en el debate sobre la forma de jornada, favorecidas por la regulación precipitada. Y, dado que la Consejería de Educación también buscará este  curso el enfrentamiento entre defensores de la jornada partida y defensores de  la  jornada continuada,  la Plataforma por la Escuela Pública propone sumar voluntades para que los debates en los centros sean tranquilos.  Para lograrlo es imprescindible que defensores de ambos modelos puedan expresar sus argumentos con libertad  en varias reuniones  antes de llegar a la votación cuyo resultado  ha de ser acatado por todos. Nadie deberá cuestionarlo al ser fruto de una decisión democrática.  La unidad de las comunidades educativas, respetando que hay intereses distintos, es esencial para que sigamos mejorando el modelo de escuela pública.
Para sumar al mayor número de voluntades la Plataforma se propone llevar  estos planteamientos a las organizaciones sociales de nuestra localidad.

Leganés,   diciembre de 2013

Seguidores