17 dic. 2008

NOTA DE PRENSA DE LA FAPA GINER DE LOS RIOS


LA FEDERACIÓN DE LA COMUNIDAD DE MADRID DE APAS “Francisco Giner delos Ríos” estudia acciones legales contra la Consejería de Educación por la publicación del ranking de centros basado en la prueba de sexto, al haberse vulnerado posiblemente el artículo 140.2 de la LOE, y traslada a la opinión públicalos resultados finales de la encuesta que realizó con motivo de dicha prueba.

La Federación Francisco Giner de los Ríos considera que la Consejería de Educación podría haber vulnerado el artículo 140.2 de la Ley Orgánica de Educación, ya que en el mismo se indica:“no podrá amparar que los resultados de las evaluaciones del sistema educativo,independientemente del ámbito territorial estatal o autonómico en el que se apliquen, puedan ser utilizados para valoraciones individuales de los alumnos opara establecer clasificaciones de los centros.

”La FAPA estudia el inicio de acciones legales por este asunto, ya que considera que ha sido vulnerada por la Consejería de Educación, una vez más, la Ley Orgánica de Educación y, en este caso, en un asunto en el que la Presidenta de la Comunidad había expresado que no se produciría nunca más, después del fuerte rechazo que provocó la publicación en la anterior ocasión.

Ahora, vuelve a cosechar el rechazo de las dos redes: pública y privada, ya sea con o sin concierto, y también de los distintos sectores y de las organizaciones que les representan, ya estén cercanas o alejadas del modelo educativo que propugna el Gobierno Regional.

Quizás ahora la Consejería de Educación quiera repetir las palabras que en su día pronunció, en el seno del Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid, el Director General de Calidad de la Comunidad de Madrid, en el sentido de que la prueba de sexto no era una evaluación del sistema educativo sino una prueba sin más, lo que les salvaría de cumplir el artículo mencionado, aunque públicamente afirmen lo contrario, incluso en la Web de la Consejería al referirse a una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid relacionada con esta prueba.

Por otra parte, y dado que la Consejería de Educación insiste en perpetuar sus errores y no corregir una desafortunada prueba que carece de rigor y validez, como demuestran, entre otras cosas, sus erráticos resultados, la FAPA traslada a la opinión pública los datos finales de la encuesta que realizó antes de que se llevara a cabo la prueba en el pasado curso escolar (figuran adjuntos). En ellos se puede observar con claridad suficiente, entre otras cuestiones, que el sector de padres y madres rechaza la prueba tal y como está configurada y que no ha observado cambios positivos como resultado de dichas pruebas.

Y, por si a la Consejería de Educación no le ha quedado claro, nueve de cada diez personas que han contestado la encuesta no apoyan la clasificación de los centros en base a los resultados obtenidos, ni que la misma se haga pública.

Por último, la FAPA Francisco Giner de los Ríos reitera su rechazo frontal a la prueba de sexto, y por ende a la de secundaria que está basada en los mismos supuestos, independientemente de qué tipo de centros educativos salgan mejor o peor parados, incluso aunque teóricamente beneficie a los públicos, como ocurre esta vez, y vuelve a exigir a la Consejería de Educación que realice una verdadera evaluación de todo el sistema educativo (profesorado, padres y madres, alumnado, personal no docente y Administración) que garantice introducir instrumentos de mejora en los centros educativos y que pretenda lograr el éxito escolar de todo el alumnado como objetivo irrenunciable.

Seguidores