29 abr. 2009

Ante la nueva escuela infantil que se quiere abrir privatizando la gestión.

LEGANÉS: LA DIGNIDAD DE LAS IDEAS. IZQUIERDA UNIDA Y SU DEFENSA DE LA ESCUELA PÚBLICA

No es nuevo que Izquierda Unida en Leganés ( con la imprescindible ayuda del partido socialista que fue quien inició el camino), se dedique a privatizar los servicios públicos. No es nuevo que este afán de gestionar como si fueran la derecha de toda la vida haya llegado incluso a la gestión de las escuelas infantiles. Es nuevo que, además, lo defiendan públicamente por escrito y hagan de sus argumentaciones una declaración de principios ideológicos más propia de la derecha neoliberal que de una formación que se presenta ante los vecinos y las vecinas de Leganés como progresista y de izquierdas.
.

Ha salido en su Blog (iuleganes.org), bajo el epígrafe DEFENDEMOS LA ESCUELA PÚBLICA, y se ha hecho en respuesta a las críticas de los sindicatos de clase que forman el comité de empresa del Ayuntamiento , ante la nueva escuela infantil que se quiere abrir privatizando la gestión.
Acusados justamente de hacer aquí lo mismo que denuncian que hace el Partido Popular en la Comunidad de Madrid no se les ocurre nada mejor para defenderse que utilizar los argumentos que justifican en el fondo las políticas de aquellos a quienes se oponen


Si no lo hacemos nosotros, lo harán ellos, vienen a decir, y lo harán peor. Nosotros al fin y al cabo, controlaremos la calidad educativa de las escuelas de “gestión indirecta” (osea, gestionadas por empresas o cooperativas privadas) y las condiciones laborales de sus trabajadores (recuerden esta frase). Y escuelas tenemos que hacer, estamos obligados a buscar soluciones para las familias que las necesitan . La única diferencia entre las escuelas de “gestión indirecta” y las otras ,añaden, es el vínculo laboral del personal, osea, que quienes atienden a niños y niñas mantengan o no una relación “funcionarial” en el lenguaje del blog( traduciendo: que sean o no trabajadores públicos ) .Afirman que no fomentarán guarderías piratas (solo faltaría eso) y renuevan su compromiso con la escuela pública y la educación infantil.


Ya. Pero no.
Déjenme aclarar -para empezar- que abrir una e incluso dos escuelas infantiles ,en una ciudad cuya lista de espera para este tramo de 0 a 3 años viene siendo superior a los 1000 niños y niñas , difícilmente soluciona el problema y difícilmente, por tanto, sirve para evitar esa “libertad absoluta” que la Comunidad de Madrid se tomaría (y se tomará si no lo remediamos de verdad) para fomentar el negocio de las guarderías privadas, “que no escuelas ” . Evitar es cortar, oponerse radicalmente, institucionalmente, encabezar la presión de la población, como hicieron con el Hospital Severo Ochoa, para exigir respuesta a toda la demanda y exigirla, esa es la clave, desde políticas sociales de izquierdas, que es para lo que dijeron presentarse. No vale pegar yo para que no te peguen otros que te harían más daño. Vale no pegar, ponerse en medio para evitarlo.


Cuando toda la escuela pública se manifiesta contra la privatización de la gestión de las escuelas infantiles, cuando lo hacen los sindicatos de clase, nadie duda de la profesionalidad de las educadoras y los educadores, de su atención a los y las menores, de su respeto hacia las familias. Ni en las privatizadas por el Ayuntamiento ni en las privatizadas por la Comunidad. Lo que dudamos todos, todas, es de que estos profesionales puedan trabajar en condiciones.

.
Lo que camufla la adjudicación de la gestión educativa a cooperativas y empresas sociales es, en el caso que nos ocupa, la precarización absoluta de la mano de obra. No es nada que ustedes no conozcan, forma parte de la piratería empresarial de nuestros tiempos: se obliga al trabajador , a la trabajadora, a darse de alta como autónomo, como empresario, como cooperativista incluso, si quiere trabajar. De esta forma se eluden relaciones laborales y con ellas, derechos y garantías establecidas en convenios colectivos, como las de un salario digno y un empleo estable.
Eso hace los servicios más baratos en términos económicos para quien los ofrece (y hablo solo del caso de educación infantil, que en otros ámbitos donde también nuestro ayuntamiento privatiza, el negocio es escandaloso y no supone ahorro económico ninguno para la población).

.
El peligro para la calidad educativa viene dado aquí por esas condiciones laborales inestables y precarias, cada año pendientes de ganar un pliego de condiciones para que te adjudiquen un contrato que, con la actual legislación comunitaria , puede suponer reducciones de personal para poder ser viable. El coste social es ese subempleo en que se basa la gestión privatizada.
IU dice en su blog que está “obligada a buscar soluciones y dar respuesta a la demanda de los ciudadanos y ciudadanas de Leganés”. Se les olvida una palabra: de izquierda. Está obligada a buscar soluciones de izquierda, porque se presenta a las elecciones como una formación de izquierdas y de progreso. IU se escuda en que ya existen y funcionan bien dos escuelas municipales con la gestión privatizada en Leganés. Las hizo el PSOE; quizá quienes les votamos a ellos esperábamos algo diferente. ¿O creen que no?.


Hasta donde sabemos, tan ciudadanas y ciudadanos son quienes piden una plaza para su hijo o su hija como quienes aspiran a trabajar en condiciones dignas en la educación infantil. Una organización de izquierdas no puede, no debe, enfrentar los derechos de unos con los derechos de los otros. Tiene que buscar alternativas. Cambiar prioridades de gestión, quizá, pelear duro contra los gobiernos y las políticas de derechas.


Quizá entonces, los hombres y las mujeres de Izquierda Unida podrían recuperar su propio espacio. Y si de todas formas lo siguieran perdiendo, mantendrían al menos, como un camino abierto hacia el futuro , la dignidad de las ideas que levantaron el proyecto de la izquierda cuyo nombre llevan.
María J. De la Vega
Fuente: Desde mi ventana.


Nos hacemos eco de esta noticia que hemos visto en :

Boletín Informativo de la Sanidad Pública

Seguidores