14 mar. 2016

Concentración en la DAT Sur el jueves 17 de marzo a las 11:30.

El próximo jueves 17 de marzo a las 11:30 horas, Concentración en la DAT Sur (Calle maestro, 14 Leganés).



Convocan los Sindicatos CC.OO. y CGT, la Delegación de Leganés de la FAPA "Francisco Giner de los Ríos", apoya y difunde, para que se sumen no sólo los Padres y Madres de los Centros afectados, si no, todos los Padres y Madres que defienden la Escuela Pública. Además, mantiene su compromiso de apoyar cualquier movilización que se de en el municipio en defensa de la Escuela Pública y en contra del deterioro de la calidad de la educación pública que de forma sistemática venimos sufriendo.

Por tanto estaremos apoyando la concentración del próximo Jueves frente a la Dirección de Área Territorial Sur, en la Calle Maestro.

NO al cierre de aulas.

NO a la masificación y aumento de ratios.

NO a la fusión de centros.


Desde la FAPA "Francisco Giner de los Ríos" (Federación de Asociaciones de Padres del Alumnado), han creado una recogida de firmas, dirigida a la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Dª Cristina Cifuentes y su Consejero de Educación, Juventud y Deporte, D. Don Rafael van Grieken Salvador.




¡NO AL DESMANTELAMIENTO DE LA ESCUELA PÚBLICA!


¡NO AL CIERRE DE AULAS!

Porque:

En el discurso de investidura de su señoría, Cristina Cifuentes, como Presidenta de la Comunidad de Madrid, expuso en referencia a la Educación Pública y “de la máxima calidad” que estaba fundamentada en la “Libre Elección”:

“Mi criterio en materia educativa se centra en la libertad: En primer lugar, libertad para que los padres puedan elegir el tipo de educación que quieran para sus hijos. En segundo lugar, libertad para que las familias elijan el centro que deseen”.

El derecho a la educación debe garantizarse en todos los centros públicos con la máxima equidad y calidad, por lo que las familias deberíamos poder escolarizar a nuestros hijos e hijas en el centro más cercano a su domicilio con la seguridad de que es la mejor opción porque éste tiene todos los recursos que necesita para desarrollar de forma óptima su labor y cuenta con un proyecto educativo configurado para conseguir la mejor educación para todo su alumnado. En otras palabras, las familias no deberíamos estar preocupadas por elegir un centro educativo pensando que, si no elegimos bien, podemos escolarizar a nuestros hijos e hijas en uno que no les garantice realmente su derecho a la educación en las mejores condiciones. En ese contexto, el falso discurso de la “libertad de elección de centro educativo” sería innecesario.

No obstante lo anterior, el discurso actual impuesto insiste en la “libertad de elección de centro” como un supuesto derecho que protege a la familia de los “malos centros”, es decir, de “los no deseados”. Y, si hacemos caso al Gobierno autonómico y dejamos al margen lo referido sobre este falso e impuesto discurso, cabría esperar que la Consejería de Educación respetara siempre las decisiones de las familias, sean cuales fueran éstas, ya que la “libertad” debería ser máxima al formularse por la Presidenta sin restricciones de tipo alguno.

Sin embargo, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, sin haberse iniciado aún el proceso de escolarización (31/03 – 15/04), ha tomado la decisión del cierre de aulas en la Educación Pública para el curso 2016/2017. Esta actuación es una continuación de las medidas adoptadas por la Consejería en los últimos años, donde vemos con estupor cómo año tras año se suprimen unidades en los centros de Educación Pública de las diferentes localidades de nuestra Comunidad. La supresión casualmente afecta siempre a colegios con características similares: públicos, no bilingües y preferentes en necesidades especiales.

Y como esta supresión la realizan antes de que empiece el plazo de escolarización, NO se tiene en cuenta el “derecho de las familias de la libre elección de centro” cuando éstas elijen la escuela pública ¿Casualidad? Por supuesto que NO.

Debemos tener en cuenta que la medida de mantener la Comunidad de Madrid como distrito único hace que no se puedan basar para la supresión de aulas en la demografía del barrio donde se ubican esos centros porque podemos constatar que muchos de estos centros afectados acogen alumnado de todas las zonas de su localidad, incluso de otras localidades.

Pero las peores consecuencias de estos cierres son:

· Aumento en la ratio por aula del alumnado. Si la legislación establece que los Centros docentes que ofrecen el 2º Ciclo de Educación Infantil y los de Primaria tendrán como máximo 25 alumnos por unidad escolar, en Secundaria Obligatoria habrá como máximo 30 y en Bachillerato 35, ¿por qué no se pueden mantener aulas de menos alumnos/as si legalmente no hay ratio mínima establecida? ¿No favoreceríamos así la “máxima calidad” en la educación?

· Desfavorecen la “libre elección para las familias” de Escuelas Infantiles Públicas de 0-6 años, centros donde habitualmente se inicia el proceso de escolarización del alumnado, que optan a una plaza sin que existan las vacantes necesarias en los centros públicos.

· Imposibilidad de admitir alumnado fuera del proceso ordinario de escolarización.

· La pérdida de profesorado definitivo y, al final, de apoyo a la etapa.

Ya que se nos traslada el mensaje de “libertad de elección”, las familias queremos libertad para elegir un centro público si consideramos que es lo mejor para nuestras hijas y nuestros hijos. Por eso EXIGIMOS a la Presidenta Cristina Cifuentes y al Consejero de Educación Rafael van Grieken que asuman su responsabilidad y:

· No realicen, ni en este curso ni en los próximos, la supresión de aulas en los centros públicos en tanto que se sigan abriendo en los centros privados concertados y, en todo caso, nunca hasta no finalizado el Proceso de Admisión y comprobado que deben cerrarse aulas y no existe otra opción posible que hacerlo en la Escuela Pública, todo ello en beneficio de toda la Comunidad Educativa. Por tanto, que nunca se cierren sin haber concluido el plazo de recogida de solicitudes y computadas y adjudicadas también las segundas y demás opciones de las familias.

· Acuerdo del mínimo necesario de solicitudes para desdobles de aula y, con ello, de apertura de nuevas unidades.

· Adopten un Plan de Escolarización de cara al futuro en todas las localidades que garanticen el derecho a la educación en la red pública a todas las familias que así lo soliciten, en cualquier punto de la Comunidad de Madrid que se encuentre en el entorno de su lugar de residencia familiar.

· Que ningún centro educativo público de la Comunidad de Madrid supere las rátios máximas establecidas en el Real Decreto 132/2010 de 12 de febrero.

¡SI SE NOS LANZA EL MENSAJE DE LIBERTAD DE ELECCIÓN DE CENTRO, QUE SEA REAL CUANDO ELEGIMOS UNO PÚBLICO!

Seguidores