12 feb. 2008

¿PRIVATIZAN UN COLEGIO PÚBLICO?

El Ayuntamiento de El Álamo (7.265 habitantes), gobernado por el Partido Popular, quiere que el nuevo colegio público construido en la localidad, que aún no ha sido estrenado, se convierta en un centro privado concertado. Para justificar su pretensión, el gobierno local echa mano de la "crítica situación" de las arcas municipales, con una deuda de unos 18 millones de euros, que impediría al Ayuntamiento hacerse cargo de los gastos de mantenimiento del centro que le corresponden. También aduce que con esta privatización, los padres tendrían mayor libertad a la hora de elegir para sus hijos un colegio público o privado.

El Consistorio ya ha lanzado la pelota al tejado de la Consejería de Educación y espera una contestación que permita que el centro pase a manos de una empresa privada. Una contestación que, según reconocieron fuentes municipales, no esperan "hasta el mes de marzo", después de las elecciones. La Consejería no quiso ayer pronunciarse sobre cuál será el sentido de la respuesta.

Mientras tanto, los padres de los alumnos matriculados en el centro están "absolutamente indignados", según reconocieron ayer. "La Comunidad de Madrid ha construido un colegio público en el que están matriculados nuestros hijos desde julio y ahora quieren hacerlo desaparecer de un plumazo y dárselo a cualquier empresa. Es insólito, es una vergüenza", explicó María Gutiérrez, una de las madres afectadas.

Su hijo, junto a otro centenar de niños más, está matriculado en el nuevo colegio Miguel Ángel Blanco, al cual no han podido acudir aún, pese a que ya están finalizadas las obras de la primera fase, con tres aulas de infantil y una de primaria. Así, desde septiembre cursan sus clases en el otro centro educativo de la localidad.

Tanto el Partido Socialista, como los sindicatos Comisiones Obreras y UGT acusaron al gobierno local de pretender "privatizar" un centro educativo, el cual, recordaron, no sólo se levanta sobre un suelo público cedido por el Ayuntamiento, sino que está finalizado en su primera fase, con un coste cercano a 1,9 millones de euros, "que se estarían regalando a una empresa".

"Habrá que preguntar por qué un centro que ha aparecido en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid como colegio público puede convertirse de pronto en concertado", explicó Francisco Gaitán, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de la localidad, que recordó que "el colegio ha desaparecido desde enero de la base de datos de centros públicos de la Comunidad".
FUENTE: EL PAIS

Seguidores