5 sept. 2009

La FAPA recomienda a las familias con niños de 3 años que no compren libros ni material escolar


LA FEDERACIÓN DE LA COMUNIDAD DE MADRID DE APAS “Francisco Giner de los Ríos” se plantea recomendar a las familias, cuyos hijos e hijas cursen este año primer curso de Educación Infantil, que no compren libros de texto, pues estos alumnos no los necesitan, según la Consejera de Educación, y que soliciten a los centros educativos que proporcionen a sus hijos e hijas los materiales para manualidades que, en función de lo dicho por la Consejera, deben ser gratuitos, pues no es necesaria ayuda económica para obtenerlos y por eso no se le ha dado a nadie.
.
La Federación Francisco Giner de los Ríos considera que de las palabras dichas ayer por la Consejera de Educación cabe deducir que los centros educativos que han solicitado libros de texto a los padres y madres cuyos hijos e hijas se han escolarizado para realizar el primer curso de Educación Infantil, habrían pedido algo que no se necesita y estarían obligando a las familias a realizar un gasto absurdo.
Además, como sólo se necesitan, según la Consejera, materiales de manualidades y, para obtenerlos, no es necesaria en ningún caso ayuda económica, debe ser que estos materiales serán aportados de forma gratuita por los centros, por lo que la FAPA deberá felicitarse, si ello es así, pues se ha conseguido la gratuidad de materiales curriculares y libros de texto en dicho primer curso de Educación Infantil.
Por otro lado, es curioso que no cuadren los datos aportados por la Consejería de Educación en la rueda de prensa de ayer. Según la Consejería se han reducido en un 20% las familias que se han quedado sin ayuda, es decir, unas 30.000 según sus cuentas, y se han beneficiado de la ayuda unas 9.000 familias más, también según sus datos. Entonces, lo anterior sólo es posible si han solicitado las ayudas unas 20.000 familias menos que el curso anterior.
Pero, ¿alguien cree en esta posibilidad en el actual escenario económico? Quizás, el maquillaje de las cifras que realiza habitualmente la Consejería no ha sido esta vez tan perfecto. Maquillaje que ha servido para decir que sólo unas 131.000 familias se han quedado sin ayuda.
La Consejería se olvida de las familias que quedaron excluidas de forma previa y no formaron parte de los listados provisionales de admitidos. Si sumamos ambos grupos de excluidos, las familias sin ayuda son más de 200.000.
2 de septiembre de 2009
.
Leer también:
.

Seguidores