29 jun. 2008

COMUNICADO DE LA MESA DE AGENTES SOCIALES

ASAMBLEA DIA 26 DE JUNIO DE LA MESA DE AGENTES SOCIALES
LA SITUACIÓN DE LA EDUCACIÓN INFANTIL EN LA COMUNIDAD DE MADRID
La educación infantil pasa por un momento especialmente crítico sobre todo
en el primer ciclo 0-3. La grave crisis que afecta a este ciclo y a sus instituciones, Escuelas Infantiles y Casas de Niños, tiene un responsable claro:
la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.
El segundo ciclo 3-6 mayoritariamente está integrado en CEIPs, formando parte de un sistema de marcado carácter reglado y propedéutico, con graves consecuencias para el respeto de los derechos de los niños y niñas de ese ciclo.
La ruptura de la Etapa es total ya que no existe ninguna estructura de coordinación efectiva entre ambos ciclos, cuando están ubicados en instituciones escolares diferentes.
Sin pretensiones de ser exhaustivos hacemos un breve recorrido
Las Escuelas Infantiles y Casas de Niños están en la Red Pública desde 1986. Actualmente, la mayoría son de 0-3 años, pero también existen algunas 0-4 y 0-6 años. Parte de las Escuelas Infantiles que hoy están en la Red Pública, provenían de Movimientos Vecinales, de Mujeres, Culturales…
Durante mucho tiempo, los profesionales de la educación, apoyados por las familias y los vecinos de los barrios obreros, lucharon por el reconocimiento de esta etapa como educativa y por su inclusión dentro del propio Sistema Educativo.
Esta lucha provocó el cambio de concepto de “guardería” a escuela infantil.
Dicha presión social llevó con la LOGSE en 1990, al reconocimiento de la etapa de 0 a 6 años como la primera etapa educativa del Sistema, pasando por una frustrada Ley de Escuelas Infantiles, que no llegó a ver la luz en 1985.
La LOGSE desarrolló el Decreto 1004, marcando los Requisitos mínimos para la educación infantil en todo el Estado Español. La Comunidad de Madrid, con una Red específica en la que había determinado sus propias condiciones, las ha mantenido hasta el momento actual, a pesar, de que a partir del año 2000 las transferencias educativas se realizaron sin financiación propia, lo que llevó a un deterioro progresivo de la Red Pública.
La LOCE ya planteó en el año 2002, el primer ciclo de la Etapa como “asistencial”, dejando en segundo plano su carácter educativo. Como todos sabemos, con el cambio de gobierno en el año 2004, esta ley no prosperó.
En mayo de 2006 se publica la LOE. y por la aritmética parlamentaria se aprueba una enmienda introducida que fue votada por todos los grupos parlamentarios, excepto el PP, mediante la cual el ciclo 0-3 será de desarrollo exclusivo de las CC. AA., sin un marco común mínimo para todo el Estado, tal como sucedió con el Decreto 1004.
Esta dejación del primer ciclo, en manos de la Comunidades Autónomas, consagra la ruptura de la etapa, ya que el 3-6 es un ciclo de pleno derecho, dentro del ámbito estatal. Por ello, también pedimos al Ministerio, que articule para todo el ámbito nacional, unos mínimos de requisitos y de enseñanza, ya que las Comunidades solo están obligadas a respetar el carácter educativo del ciclo, tal como la Ley exige.
La Comunidad de Madrid aprovecha esta circunstancia para elaborar el Decreto de mínimos, empeorando la calidad de la Educación Infantil existente hasta el momento: aumento de ratios, reducción de espacios y de profesionales y facilitando el intrusismo laboral, robando a los niños y niñas la posibilidad de un desarrollo integral armónico, incluidos las criaturas con necesidades educativas especiales.
Insistimos en que la LOE. no obliga a las Comunidades Autónomas a desarrollar los Decretos de Mínimos que ha elaborado nuestra Comunidad para el 0-3 y el de enseñanzas para el 0-6, y por tanto podía haber mantenido las condiciones que teníamos en la Red Pública, incluso haberlas mejorado.
Los maestros y maestras de 3 a 6 años tanto en Escuelas Infantiles como en los CEIPS, han empezado a mostrar signos de preocupación evidente y se han movilizado contra un currículo para estas edades, desproporcionado e inapropiado, donde predomina el concepto de horario fragmentado para impartir “clases” de cálculo, de lectura, de escritura, de inglés y de lengua española, rompiendo con toda la metodología propia de la etapa, convirtiendo en la práctica el ciclo, en una “pre-escuela”, donde los aprendizajes de contenidos son los únicos que tienen validez.
En torno a estos Decretos se ha articulado la Orden de Admisión de Alumnos, que bendice el incremento de las ratios sin prever el incremento de personal de apoyo, así como el cierre de los Centros de Apoyo al Profesorado, la dispersión de los profesionales de los Equipos de Orientación Psicopedagógica y en un futuro muy breve, la desaparición de los Equipos de Atención Temprana.
La barbaridad de los Nuevos Pliegos de Contratación, por los que se rigen las escuelas de gestión indirecta, se han redactado para conceder sin rubor ni discreción, la concesión de estos servicios educativos a franquicias y a pequeños y medianos inversores que ven en este sector, una oportunidad y una vía de negocio, haciendo imposible que la gestión indirecta, tal y como la conocemos, pueda seguir desarrollando el modelo educativo que hasta ahora tenemos.
La gestión directa, que cada vez representa un porcentaje menor, seguirá el mismo camino: la privatización, la ausencia de calidad en la educación infantil, la dispersión laboral de los profesionales y un largo etcétera.
Ante este ataque frontal por parte de la Comunidad de Madrid hacia la educación infantil, con el cierre de la E.I. Valle de Oro de Carabanchel, precedido hace unos años por el cierre de la E.I. El Caracol de Moratalaz, todos los implicados y víctimas de este atentado, nos hemos unido y llevado a cabo las siguientes acciones:
- Tres huelgas realizadas con notable éxito de seguimiento.
- Cinco concentraciones y manifestaciones.
- Recogida de miles de firmas, entregadas a la Consejería y al Ministerio de Educación.
- Recursos interpuestos por parte de Organizaciones Sociales y Sindicatos, contra los decretos de la Comunidad de Madrid.
- Encierro en una escuela.
- Entrevistas y comunicados de prensa, radio y televisión, actos de difusión de la situación, envíos masivos de correos electrónicos a la Comunidad de Madrid.
- La solicitud reiterada de una entrevista, por parte de la MESA, con la Consejera de Educación, de la que aún no hemos tenido respuesta.
- Y un largo etcétera que nos ha llevado a estar presentes en la sociedad madrileña que hoy sabe bastante más de la Educación Infantil, de qué calidad queremos para los mas pequeños de la sociedad, para su educación, para su vida.
NUESTRA POSICIÓN
1.- La Educación Infantil 0-6 es la primera Etapa del Sistema Educativo.
2.- La Educación Infantil es un derecho de los niños y niñas y ésta ha de responder a sus necesidades y respetar las características específicas de esta Etapa, con una metodología y unos recursos propios.
3.- Las familias tienen derecho a una plaza en una escuela infantil pública siempre que lo demanden (35.000 niños en lista de espera para el curso 2008-09), evitando la proliferación de chiringuitos sin las más mínimas condiciones.
4.- Los profesionales que atienden la etapa han de ser los mejores cualificados, valorados y respetados, en igualdad a los de las demás etapas educativas del Sistema.
5.- Entendemos la Educación Infantil como una tarea compartida entre los profesionales y las familias.
CÓMO SEGUIR
Hacer visible la educación infantil 0-6, su importancia fundamental en el desarrollo personal.
Sin una sociedad sensibilizada no conseguiremos alcanzar los objetivos, y en esto hemos avanzado, pero no lo suficiente.
Debemos seguir sensibilizando a las familias y a la opinión pública en todos aquellos actos que se organicen (reuniones, entrevistas, asambleas, Consejos Escolares, AMPAs, utilización de los medios de comunicación y todo aquello que se nos ocurra).
Lo que tenemos enfrente es un gobierno en la Comunidad de Madrid al que no le interesa lo público, y que no cejará en su empeño de privatizar la educación, la sanidad y otros servicios.
Y la Educación Infantil es la más vulnerable, porque este Gobierno juega con las necesidades de las familias utilizando argumentos del orden de:“esta etapa no es obligatoria”;“el ciudadano necesita el servicio, se lo dé quien se lo de”“Hay que conciliar la vida familiar y laboral” y un montón de demagogia.
TENEMOS QUE IMPEDÍRSELO
- Continuando nuestra lucha unidos en un mismo objetivo:
derogación de los Decretos y retirada de los Nuevos Pliegos de Contratación.
- Conseguir que el Ministerio de Educación promulgue unos Decretos de mínimos a nivel Estatal para evitar que la educación infantil en su ciclo 0-3 se desregularice.
- Ser conscientes de que es una lucha a medio y largo plazo.
JUNTOS PODEMOS.
- Que el verano es sólo un paréntesis y no podemos dar nada por finalizado ni por perdido.
SÓLO PERDEMOS SI DEJAMOS DE LUCHAR.
Para finalizar queremos despedirnos con unas palabras que hemos tomado prestadas de Almudena Grandes:
“Nosotros no tenemos el poder, pero tenemos la razón. Y la razón importa, la razón pesa, la razón duele o reconforta, la razón compromete. Y ese compromiso no se puede negociar, el nombre de la razón solo puede pronunciarse de una manera. Por eso, creo que no debemos pedir, no debemos exigir, ni siquiera negociar, sino afirmar. Porque tenemos la razón, no estamos dispuestos a volver a la caverna, al espacio húmedo y tenebroso, oscuro y frío, atemorizado y seco, donde ya ha sucedido la infancia de demasiados niños, de demasiadas niñas, demasiadas veces, durante demasiados siglos, en este país nuestro donde el progreso sigue siendo un milagro frágil y azaroso, y el simple respeto un valor revolucionario”.
Junta de Portavoces de Escuelas Infantiles
y Casas de Niños de la Comunidad de Madrid

Seguidores